Las baterías son cada vez más importantes en la sociedad actual. Desde vehículos eléctricos hasta energías renovables, la demanda de baterías está aumentado a medida que se han ido convirtiendo en componentes esenciales de las tecnologías ecológicas del futuro. Lamentablemente, dada la creciente importancia de éstas, muchos son los expertos que prevén una escasez de las mismas en un futuro a medio plazo. Esto es particularmente aplicable a las baterías de litio. Una de las soluciones que podrá aliviar este problema es el diseño de baterías novedosas que nos ayuden a paliar nuestra dependencia de unos pocos metales que no pueden producirse con la rapidez necesaria para satisfacer la demanda prevista.

El zinc es un metal que se encuentra en abundancia en todo el planeta. Las baterías fabricadas con tecnología zinc-aire son más baratas, ecológicas y seguras que las de litio y plomo. La extracción de litio es perjudicial para el medio ambiente y el producto final es tóxico. Además, el suministro comercial de litio está controlado por unos pocos países y éste necesita complejos sistemas de refrigeración en ambientes cálidos. Por su parte, el plomo, aunque es reciclable, a menudo, este proceso no es llevado a cabo y sus toxinas pueden filtrarse a los alrededores.

En la actualidad, las baterías de zinc no son recargables y se usan en dispositivos pequeños como audífonos o linternas. La batería de zinc más conocida es la pila alcalina; estas baterías tienen una alta densidad de energía que les permite alimentar dispositivos personales. Muchas son ya las empresas que están trabajando en baterías de zinc recargables. Esto permitiría aprovechar todas las ventajas de las baterías de zinc, es decir, mejores precios y respeto al medio ambiente.

Éste es el caso de nuestro cliente AZA Battery, al que estamos asesorando en la búsqueda de inversores institucionales que deseen participar en su actual ronda de financiación. AZA está a la vanguardia del desarrollo sostenible de baterías de zinc-aire para el sector fotovoltaico, almacenamiento energético y aplicaciones de movilidad. La compañía, con más de 10 años de experiencia y una importante cartera de patentes de Propiedad Intelectual, cuenta con una tecnología que está 10 años por delante de la industria de baterías de zinc actual.

Y es que una de las aplicaciones más importantes y potencialmente cambiantes para las baterías de zinc-aire recargables sería su aplicación en instalaciones de energía renovable. En muchos sitios, especialmente en parques solares, la generación de electricidad no coincide bien con el consumo máximo de energía. Por lo tanto, un sistema de almacenamiento de energía es fundamental para aprovechar al máximo la generación de energía renovable. Las baterías recargables de zinc-aire están bien adaptadas para este caso de uso dado el bajo recuento de ciclos que se requiere. Las baterías de zinc-aire que tienen una alta densidad de energía también pueden ser útiles para aplicaciones de movilidad, como las de patinetes o carretillas elevadoras.

Una de las aplicaciones más importantes y potencialmente revolucionarias de las baterías de zinc-aire recargables sería su aplicación en instalaciones de energías renovables. En muchos sitios, especialmente en parques solares, la generación de electricidad no se ajusta bien a los picos de consumo. Por lo tanto, un sistema de almacenamiento de energía es esencial para aprovechar al máximo la generación de energía renovable. Las baterías de zinc-aire recargables se adaptan bien para este caso de uso, dado el bajo número de ciclos que requieren. Las baterías de zinc-aire, que tienen una alta densidad energética, también podrían ser útiles para aplicaciones de movilidad, como su uso en patinetes eléctricos o las carretillas elevadoras.

Si bien es probable que se deban utilizar varias soluciones diferentes para resolver la escasez de baterías mencionada anteriormente, el zinc-aire ofrece ventajas convincentes en determinadas áreas, como el almacenamiento de energía y la movilidad, y está bien posicionado para convertirse en una parte clave de una historia de éxito tanto para el medio ambiente como para los grupos que invierten.

En su labor constante por cerrar la brecha entre el presente y un futuro más ecológico, Finenza seguirá trabajando para ayudar a un actor importante en el sector de las baterías de zinc-aire.

Eric Rosenzweig
Analyst

This will close in 22 seconds